Saltar al contenido

Máquinas de ultracavitación de ultrasonidos

Hoy en día existen muchos tratamientos terapéuticos contra la celulitis y entendemos que a veces sea un lío tantas nomenclaturas para el público en general. Que si ultracavitación, ultrasonidos, infrarrojos, presoterapia, etc., no son más que términos de diferentes tratamientos para combatir con la reducción de la piel de naranja.

En este artículo vamos a ver la técnica de ultracavitación y cuáles son las máquinas recomendadas por nuestros expertos.

¿Qué es la ultracavitación?

Es un tratamiento reductor de grasa y celulitis pero sin cirugía ni anestesia, a diferencia por ejemplo de la liposucción.

Muchas mujeres acuden a esta técnica precisamente por miedo a una cirugía y con la idea de reducir la grasa acumulada en ciertas zonas como glúteos, muslos, abdomen y brazos.

El objetivo de esta técnica es disminuir la grasa y piel de naranja, reduciendo el volumen de tu cuerpo y moldearlo.

La ultracavitación utiliza ultrasonidos, de forma totalmente indolora, que llegan hasta las células grasas. Los ultrasonidos penetran las células haciendo cavidades en la zona grasa y diluyendo esta zona con el tiempo, que el cuerpo eliminará como toxinas.

Estas toxinas son eliminadas de tu cuerpo de diferentes maneras, pero normalmente se hace mediante sudoración, orina y heces.

¿Cómo se aplica la ultra-cavitación?

El tratamiento de ultracavitación doméstico es muy sencillo de utilizar. Lo ideal es que trates tu celulitis en zonas delimitadas pequeñas, como por ejemplo un área cuadrada de 10 x 10 cm y no exceder los 10 minutos en esta sección. Y menos de un segundo inmóvil.

Siempre debes colocar el cabezal a unos 45 grados de la zona a tratar, nunca en ángulo de 90 grados. Y siempre utilizar con un gel para que el ultrasonido se pierda.

Recomendamos utilizar el aparato con movimientos circulares, no más de 1 segundo por centímetro y un total de 10 como hemos dicho antes. En total no usar por más de 30 minutos en la misma zona delimitada por cuadrículas.

Al terminar, recomendamos:

  • Hacer una sesión de drenaje linfático con masajeadores celulíticos, masajes manuales, o con presoterapia.
  • Utilizar también algún cosmético reductor de celulitis como cremas o geles.
  • Beber abundante agua para eliminar las toxinas, mínimo 2 litros al día.
  • Seguir una dieta hipocalórica durante tu tratamiento.
  • Hacer ejercicio físico para quemar las toxinas, grasas líquidas y fortalecer la zona tratada.

¿Realmente funciona? Resultados

Sí, funciona. La cavitación es conocida como uno de los tratamientos de pérdida de peso y de piel de naranja más efectivas.

Pero, como con todo tratamiento, debes poner también de tu parte. De nada te servirá si después tu dieta no es equilibrada y tienes una inactividad física.

Ya hemos recomendado anteriormente apoyar tu tratamiento con una dieta sana baja en calorías y grasas, beber abundante agua para limpiar, hacer ejercicio físico, combinar con otras técnicas como masajes linfáticos o presoterapia y utilizar cremas reductoras.

Las mejores máquinas de ultracavitación

Según nuestros expertos este es el catálogo seleccionado como los mejores aparatos de ultra-cavitación:

Beneficios principales de la cavitación

Como sabemos que muchas de nosotras hemos hecho otros tratamientos que no funcionan o hemos oído opiniones dispares, aquí te listamos las ventajas principales y confirmadas de llevar a cabo un tratamiento de ultracavitación:

  • Reducción de la grasa localizada.
  • Reducción de la celulitis y piel naranja.
  • Mejora la circulación de la sangre, eliminando la sensación de pesadez.
  • Elimina toxinas.
  • Los tejidos y el colágeno de la piel se reafirman.
  • Es un tratamiento totalmente sin dolor, no requiere anestesia.
  • No necesitas cirugía o intervenciones.

Riesgo y contraindicaciones y efectos secundarios

Los riesgos son inexistentes siempre y cuando lleves a cabo las recomendaciones. En algunos casos, aparecen acumulaciones de grasa no disueltas en las zonas tratadas por no hacer un masaje linfático o de presoterapia posterior. Igualmente tiene solución aplicando estas técnicas.

Las contraindicaciones, es con pacientes que tienen insuficiencia renal o hepática, epilepsia, cardiopatía, embarazo, lactancia, cáncer, prótesis metálicas, marcapasos, enfermedades infecciosas, piel dañada, etc. Igualmente recomendamos preguntar cualquier otra patología aquí no mencionada a tu médico general, centro de belleza o al fabricante.

Y en cuanto a los efectos secundarios, ya sabemos que cada cuerpo es un mundo y en algunos casos aislados se han dado picazón, nauseas, sed, alergias, enrojecimiento de la piel, etc. Recomendamos parar tu tratamiento en caso de que aparezca cualquiera de estos efectos y acudir a tu centro de salud más cercano.